12 de enero de 2008

BASÍLICA DEL SAGRADO CORAZÓN

Si hace unas semanas os hablaba de la Grote Markt de Brujas, hoy quiero hablaros de algo, que seguramente no os sonará de nada (como me pasó a mí al llegar a Bruselas): La Basílica del Sagrado Corazón o Koekelberg de Bruselas.

Los que hayáis estado en París, sabréis que allí también hay una Basílica con el mismo nombre y se considera un lugar de peregrinación. Yo pensaba que se parecerían, pero bueno, cada una tiene su estilo, aunque por supuesto, me quedo con la de París, que me fascinó.


===… ¿CóMo LLeGaR? …===

La basílica del Sagrado Corazón, a pesar de que es visible desde varios puntos de la ciudad y parece estar cerca, no os dejéis engañar y acercaros mejor en transporte público porque si no, os tocará caminar durante un buen rato, al encontrarse un poco alejada del centro de Bruselas.

Se localiza concretamente en el barrio de Koekelberg y podéis llegar hasta allí a través del metro, apeándoos en la parada Simonis y caminando un poco a través del parque que sirve a modo de “alfombra roja” a esta Basílica, o a través del tranvía número 19 o de las líneas de autobús número 49 o 87.

Desde los jardines nos vamos a poder ir deleitándonos poco a poco de las maravillosas vistas de esta peculiar Basílica, ya que vemos cómo va “aumentando en tamaño”.

La verdad es que el paseo por estos jardines tiene que ser algo muy bonito y agradable, pero siempre que no os haga el tiempo que nos hizo a Goyo y a mí, porque hacía un frío horrible y no paraba de caer una especie de “chirimiri” de lo más incómodo, y si a eso le añadimos la niebla que había… imaginaros cómo íbamos por estos jardines… a toda máquina para llegar cuanto antes y al menos, estar un poco calentitos dentro de la Basílica.



===… HiSToRia …===

La idea de la construcción de esta Basílica surge con la intención de conmemorar el 75 aniversario de la independencia de Bélgica. Se comenzó a construir en el año 1905, siendo el Rey Leopoldo II quien se encargó de colocar la primera piedra. He leído que tras haber éste visitado la Basílica situada en el barrio parisino de Montmartre, se decidió a construir una iglesia en honor del Sagrado Corazón.

Sin embargo, esta majestuosa obra no se vio terminada hasta el año 1971, ya que se encontró de bruces entre otras cosas, con la I Guerra Mundial y tuvieron que detener su construcción.

===… PoR FueRa …===

La Basílica disfruta de una posición privilegiada, al estar subida sobre una pequeña colina, lo que consigue sin lugar a dudas, dotarla de una mayor inmensidad si cabe. Tiene 89 metros de alto y 167 de largo. Para acceder a ella hay que pasar a través de una puerta de entrada y subir unas cuantas escaleras.

Se trata de la quinta iglesia más grande de todo el mundo (¡ahí es nada!), por lo que podéis haceros una idea de sus dimensiones y la razón, por la que antes os comentaba que es posible verla en la distancia desde otras partes de Bruselas. Desde lo lejos ya nos podemos hacer una idea de lo grande que es, pero es al acercarse cuando podemos disfrutar de esta Basílica que realmente “impone”.

Su exterior no es demasiado atractivo, predominando los colores marrones, rosados y verdes, lo que la hace original. En su fachada podemos distinguir dos grandes torres de planta circular, terminadas en pequeñas cúpulas y además, lo más destacable es su enorme cúpula, desde donde pueden disfrutarse de unas vistas, según dicen, privilegiadas de la ciudad previo pago de la entrada correspondiente (3€). Yo este dato no os lo puedo corroborar, puesto que, como os decía antes, tuvimos mala suerte y había muchísima niebla y lluvia, por lo que, como comprenderéis, si apenas podíamos distinguir bien la fachada exterior estando a escasos metros de ella, decidimos no subir puesto que las vistas quedarían estropeadas por la niebla. La verdad, es que uno se queda con ganas de subir, así que si volvemos algún día a Bruselas y tenemos tiempo, creo que nos animaremos a subir.

La verdad, es que es bastante sencillo su exterior y no llamaría la atención si no fuera por sus grandes dimensiones, que parece “llamar” a los visitantes hacia ella.

Quería comentaros que la entrada no es la puerta que nos encontramos nada más subir las escaleras, sino que nos tocará dar un poco de rodeo.



===… PoR DeNTRo …===

Su interior, se caracteriza por una arquitectura sencilla y en mi opinión, la distribución de los espacios junto con sus grandes dimensiones a lo largo, ancho y alto, consigue crear un espacio amplio que sobrecoge al entrar. Cuenta con planta de cruz latina.

Su interior está decorado siguiendo el estilo Art Déco, usando el mármol como principal material. Veremos muchas columnas circulares, escaleras, galerías, multitud de hermosas vidrieras… y quiero destacar su iluminación, en mi opinión, muy acertada, porque transmite mucha calidez al entrar.

Cuando fui, no pudimos disfrutar de todo su espacio, ya que en su interior, habían dedicado una parte de la Basílica para albergar una exposición dedicada a Leonardo Da Vinci.



===… DaToS De iNTeRéS …===

A continuación os dejo información sobre horarios, precios… por si os pueden resultar útiles:

Datos de contacto:

Parvis de la Basilique 1

1083 Bruselas

Teléfono: +32 02 425 88 22

Horarios:

Verano: de 9 a 18 horas.

Invierno: de 8 a 17 horas.

Precios:

Entrada a la Basílica (planta baja): gratuita

Panorámica desde la cúpula: 3€ (2.50€ para grupos de entre 15-50 personas)


También podéis alquilar audioguías o solicitar previamente una visita guiada. Se encuentra adaptada para personas con movilidad reducida, dispone de parking, tienda de regalos, cafetería y restaurante.


Esto es todo, espero que si vais a Bruselas, os animéis a visitar esta Basílica. Os dejo unas fotos para que la veais mejor.